Make your own free website on Tripod.com

La química es puro cuento

 

por Plinio Sosa

Ciudad de México, 11/02/2008 16:04 h

Química Cuentos

Otros rollos

Bloqueadores de sol

Una noche mexicana de terror

Cursos

Los ciento y pico años del electrón

¡Por Dolly!

 

¡La dulce vida!

Vanidad

Notas

¡Qué sabrosa la cerveza!

Infierno

 

Jordan, un tipo con mucha química

Su pelo castaño, inconfundible

La Tabla Periódica de los Elementos

NO, el mensajero del amor

Solo en el Sahara

 

Son tus perjúmenes, mujer

http//.../lewinsky.html

Curriculum

Pobrecitos, los marines

¿Quién decide la muerte?

 

Vibración de cocuyos...

 

 

Aceite de piedra

 

 

Elemental, mi querido Watson

 

 

¡Sabor!

 

 

Oro por cuentas de vidrio

 

 

Antes de Scherichia

 

 

¡Amor y paz!    
¡Acapulco en la azotea!    

Triste suerte la de la malquerida química. Todo el mundo habla mal de la pobre. Que si la contaminación, que si los conservadores, que si las drogas. Química es sinónimo de nocivo, de dañino, de artificial.

Pero no es por esto que no se le quiere. Su supuesto impacto negativo sobre la naturaleza es, en realidad, pecata minuta. Su verdadero pecado -por lo que se le odia, por lo que no se le perdona- es porque se le considera a-bu-rri-dí-si-ma. Todos hemos padecido aquellas interminables clases donde el profesor saturaba el pizarrón con ese cúmulo de jeroglíficos indescifrables mal llamado química.

¡Pero esto no es química, caramba! La química es de colores, tiene sabor y olor. Cabe en un matraz y en un reactor. Sabe dulce y salado. Huele a flor y a huevo podrido. Es algodón y acero. Es fría y caliente. Es imán y es chispa. Es campo y es urbe. Es pasado y futuro. Es electrón y supernova. Es esto y mucho más. Todo lo que se quiera. Pero nunca un conjunto de jeroglíficos flotando, sin más, por encima del mundo.

Triste suerte la de la malquerida química. Todos hablan mal de ella pero pocos la conocen. Es decir, la odian sin conocerla. Y claro lo que realmente odian -odiamos, dijo el otro- son esos absurdos jeroglífcos.

Quizá si se conociera lo que es de verdad la química y su intensa relación con lo cotidiano, cambiaría algo su triste suerte. Quizá conociéndola se logre que esta malquerida sea odiada por méritos propios y no adoptados de la metafísica.

Quizá por eso he decidido crear este sitio para contar historias sobre la química y mezclarlas y confundirlas con otras historias y otros cuentos.

Quizá no sea tan contradictorio, entonces, un sitio donde convivan amigablemente la química, la literatura y otras cosas más.

Esta página se actualizó por última vez el 11-Feb-2008 desde la

Facultad de Química,

Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)

MÉXICO

Esta página está activa desde julio de 1999

 

 

frontpag.gif (9866 bytes)