Make your own free website on Tripod.com

Interacciones químicas
Principal

 

Hit Counter

Interacciones químicas. Dada la naturaleza eléctrica de las partículas químicas, es decir, dado que están constituidas por núcleos positivos y electrones negativos, las interacciones químicas son simplemente la consecuencia o el resultado de la interacción eléctrica entre sus partes. Para su estudio, se consideran cuatro casos límite: el enlace covalente, el enlace metálico, el enlace iónico y las interacciones intermoleculares. El enlace covalente describe la interacción entre núcleos y electrones dentro de una partícula. El enlace metálico describe la interacción entre átomos vecinos., el enlace iónico describe la interacción entre iones vecinos y, finalmente, las interacciones intermoleculares describen la interacción entre moléculas o átomos vecinas. Estas últimas, las intermoleculares son bastante más débiles que los enlaces covalente, metálico e iónico.

Enlace químico. Es la interacción eléctrica entre núcleos y electrones o entre partículas vecinas. Se acostumbra describir los enlaces químicos reales a partir de los casos límite mencionados anteriormente. Así, por ejemplo, el enlace entre los cloruros, Cl-, y los cationes sodio, Na+, —en la sustancia “cloruro de sodio”— tiene 60 % de carácter iónico y 40 % de carácter covalente.

Enlace covalente. Es la interacción eléctrica de dos electrones y dos núcleos. Para describirlo adecuadamente se requiere de la Mecánica Cuántica. Se representa así:

X—Y

Las letras representan a los núcleos (junto con los electrones internos) de los elementos X y Y mientras que la raya representa a un par de electrones. Se dice que X y Y están enlazados mediante la compartición de un par electrones. La palabra covalente se refiere específicamente a compartir electrones. De este modo, cualquier partícula polinuclear se puede representar como una cadena de enlaces covalentes. Por ejemplo, la molécula de etano, que contiene 2 núcleos de carbono y 6 de hidrógeno, se representa así:

Y la red covalente del diamante, que contiene una enorme cantidad de núcleos, se representa así:

Enlace metálico. Es la interacción eléctrica de una cantidad enorme de núcleos y electrones. También es necesaria la aplicación de la Mecánica Cuántica para poderlo describir satisfactoriamente. Se puede representar mediante lo que se conoce como “núcleos inmersos en un mar de electrones”:

Enlace iónico. Es la interacción eléctrica entre un número muy grande de iones de carga opuesta. Se puede describir adecuadamente suponiendo que los iones son simplemente puntos con carga (sin masa ni volumen ni forma). Para una mejor descripción, se requeriría de la Mecánica Cuántica. Se puede representar como una red tridimensional donde todos los iones interactúan simultáneamente:

Interacciones intermoleculares. Es la interacción eléctrica entre partículas químicas vecinas. Son más débiles que los enlaces covalente, iónico y metálico. Para su descripción, los iones pueden modelarse como puntos cargados y las moléculas como dipolos eléctricos. Son las responsables de los estados físicos, de la solubilidad y del inicio de las reacciones químicas de materiales y sustancias.

Hit Counter

 

frontpag.gif (9866 bytes)

Principal