Make your own free website on Tripod.com

Práctica 1
Principal Arriba Adelante

 

Hit Counter

Práctica 1: Medidas de seguridad en el laboratorio de química

Objetivos:

·        Revisar las medidas preventivas en un laboratorio de química

·        Revisar las medidas a tomar en caso de accidente

Parte I :Medidas de seguridad

1.      Elementos de seguridad y vías de evacuación del Laboratorio.

Antes de iniciar el trabajo de laboratorio se debe estar familiarizado con los elementos de seguridad  de que se dispone. Se debe conocer la ubicación de:

-         las salidas, normales o de emergencia,

-         los extintores

-         regaderas de seguridad

-         lavaojos

-         botiquín

2.      Protección personal

·        Ojos: el uso de gafas de seguridad es obligatorio siempre que se esté en el laboratorio. No se deben utilizar lentes de contacto en el laboratorio, ya que las substancias que accidentalmente alcancen los ojos pueden quedar retenidas entre la córnea y el ojo, agravando la intensidad y el alcance de las posibles lesiones. Se recomienda el uso de gafas graduadas o de gafas de seguridad cerradas. Si algún producto químico salpica accidentalmente los ojos, inmediatamente se utilizará el lavaojos, lavando la zona afectada durante 15 minutos sin interrupción. Se debe actuar con rapidez pero con calma, evitando la producción de una cadena de accidentes. Se informará de lo sucedido al profesor responsable, para que decidan los pasos posteriores a realizar.

·        Vestimenta: es obligatorio el uso de bata para proteger de las salpicaduras. Igualmente es aconsejable evitar el uso de: minifaldas, pantalones cortos, medias y sandalias. Los cabellos largos se deben llevar recogidos, aunque sea en forma de cola.

3.      Higiene

No se debe comer ni beber nunca en el laboratorio, por el peligro de contaminación de los alimentos y bebidas.

Se deben lavar las manos al terminar un experimento y al salir del laboratorio.

Está prohibido fumar. No se pueden inhalar, probar u oler los productos químicos, sin la necesaria información y supervisión.

Se deben utilizar dispositivos de succión (peras, etc.) para pipetear líquidos, nunca con la boca.

El área de trabajo se debe mantener siempre limpia y ordenada, sin libros, abrigos, bolsos, exceso de frascos de reactivos, equipo innecesario y cosas inútiles. Obviamente, se debe limpiar inmediatamente cualquier sustancia derramada.

4.      Manipulación de productos químicos.

Todos los productos químicos son potencialmente peligrosos y han de ser manejados con precaución. La mayoría de los productos orgánicos son inflamables, particularmente los disolventes y los volátiles. Por este motivo es recomendable evitar el uso de llamas, y en su lugar emplear baños de glicerina o arena, placas calefactoras o mantas calefactoras. Si debe emplearse una

llama, se deben tomar las precauciones necesarias, alejándose de disolventes y substancias volátiles.

Se debe evitar inhalar los vapores o gases y se deben utilizar las campanas de gases al manipular substancias tóxicas, irritantes, corrosivas o lacrimógenas. Se debe evitar el contacto con la piel de los productos químicos, especialmente los tóxicos y los corrosivos. Se recomienda el uso de guantes desechables.

Nunca se debe emplear un producto procedente de un frasco sin identificación.

Nunca se debe sustituir un producto por otro sin la debida autorización.

5.      Eliminación de residuos.

El material de vidrio roto se depositará en las cajas de cartón específicas. Los papeles y otros residuos sólidos no tóxicos se arrojarán a la papelera. Los productos tóxicos y los residuos líquidos se depositarán en los contenedores específicos. Los disolventes y otras substancias reciclables se depositarán en los contenedores específicamente señalados.

No se deben arrojar a los fregaderos los residuos sólidos que pueden taparlos. Tampoco debemos arrojar al fregadero las substancias que reaccionan con el agua (sodio, hidruros, amiduros, halogenuros de ácido, etc.), que sean inflamables (disolventes), que desprendan malos olores (derivados de azufre, aminas) o productos difícilmente biodegradables (polihalogenados).

En caso de duda consultar con el profesor.

Parte II: Qué hacer en caso de accidente; primeros auxilios

1.      Fuego en el laboratorio.

Si se produce fuego en el laboratorio, avisa al resto de compañeros de trabajo sin generar el pánico y conservando la calma. Abandona el laboratorio por la salida principal o por las de emergencia.

Si el fuego es pequeño y localizado, se puede intentar apagar mediante un extintor, con arena o cubriéndolo con un recipiente de dimensiones adecuadas que impida la alimentación de oxigeno y lo ahogue. Al mismo tiempo se deben retirar los productos inflamables cercanos. Nunca se debe utilizar agua para apagar la combustión de disolventes, ya que suele propagar el fuego en lugar de apagarlo. Si el fuego es grande, se puede intentar aislar el incendio y utilizar los extintores. Pero si no se controla rápidamente se debe dar la voz de alarma, evacuar el edificio y avisar a los servicios de extinción de incendios.

2.      Fuego en el cuerpo.

Si se incendia la ropa se debe pedir ayuda inmediata. Es mejor no correr ni ir hacia la ducha, a menos que esté cercana, y rodar por el suelo sobre uno mismo para intentar apagar las llamas. Si una persona cercana se está quemando debemos prestarle auxilio, cubriéndole con una manta antifuego, conduciéndolo a la ducha de seguridad, si está cercana, o haciéndole rodar por el suelo

sobre si mismo. Una vez que se haya apagado el fuego, mantengan a la persona estirada, evitando que se enfríe y busquen ayuda médica.

Nunca se debe utilizar un extintor sobre una persona.

3.      Quemaduras.

Las quemaduras pequeñas producidas por piezas calientes, baños, placas o mantas calefactoras, etc, se tratarán lavando la zona afectada con agua fría durante 10 o 15 minutos. Las quemaduras grandes requieren atención médica inmediata. Nunca se deben usar cremas y pomadas grasas sobre quemaduras graves.

4.      Cortaduras.

Los cortes producidos por vidrios rotos, se han de lavar con abundante agua corriente durante 10 minutos, como mínimo. Si son pequeños y dejan de sangrar pronto, lavarlos con agua y jabón y poner una venda. Si son grandes y no dejan de sangrar se debe requerir asistencia médica inmediata.

5.      Productos químicos derramados sobre la piel

Los productos químicos derramados sobre la piel se deben eliminar con abundante agua corriente durante 15 minutos, como mínimo. Si la zona afectada del cuerpo es extensa y no es suficiente con los fregaderos, se debe emplear la ducha. En este caso, se debe quitar la ropa contaminada, tan pronto como sea posible, para evitar el alcance de las posibles lesiones o heridas, mientras permanece en la ducha. Requerir asistencia médica inmediata.

6.      Sustancias corrosivas sobre la piel

Ácidos. Cortar rápidamente la ropa empapada de ácido. Lavar con abundante agua corriente la zona afectada. Neutralizar la acidez con bicarbonato sódico durante 15-20 minutos. Posteriormente eliminar el exceso de pasta formada. Álcalis. Lavar con abundante agua corriente la zona afectada. Aclarar con disolución saturada de ácido bórico o con disolución al 1% de ácido acético. Secar y cubrir la zona afectada con pomada de ácido tánico.

7.      Exposición de los ojos a sustancias corrosivas.

El tiempo es primordial. Se debe lavar inmediatamente el ojo (menos de 10 segundos) en el lavaojos. Se deben mantener los ojos abiertos, con ayuda de los dedos, para facilitar el lavado bajo los párpados. Es precisa la asistencia médica para revisar las lesiones por pequeñas que parezcan.

8.      Ingestión de productos químicos.

Se requiere de asistencia médica inmediata. Si el afectado está inconsciente, inclinarlo con la cabeza de lado y sacándole la lengua. Si está consciente, mantenerlo apoyado. Taparlo con una manta. No dejarlo solo. No darle bebidas alcohólicas, ya que el alcohol suele aumentar la absorción de los productos tóxicos. No provocar el vómito si la substancia ingerida es corrosiva. Estar preparados para efectuar la respiración boca a boca si fuera necesario.

9.      Inhalación de productos químicos.

Se requiere de asistencia médica inmediata. Conducirlo a un lugar con aire fresco. A los primeros síntomas de ahogo se debe iniciar la respiración artificial.

Se debe intentar identificar el vapor tóxico y utilizar mascarillas adecuadas. Si no es posible o no se dispone de mascarillas adecuadas es mejor aguantar la respiración el máximo posible mientras se esté en contacto con los vapores tóxicos.

Parte III: Problemas

1.      Seguridad en el laboratorio

Investiga qué son y para qué sirven las siguientes sustancias: ácido sulfúrico, metilamina, dicromato de potasio y borhidruro de sodio. Obtén su fórmula de composición a partir de la representación de Lewis de sus partículas.

 

 

frontpag.gif (9866 bytes)

Principal Arriba Adelante